Estudio: Inflamación de la glándula salival por la radiación móvil

Estudio

Financiado por :

Estudio publicado:  

DOI: 10.1111/jop.12434

Propósito

La radiación no ionizantes producida por los terminales móviles ha protagonizado en los últimos años más de una discusión sobre si es capaz de afectar a procesos celulares y como esta influye en nuestra salud. Se investigó si tal radiación es capaz de modificar la citocinas en la saliva producida por las glándulas salivares.

Metodología

Mediante el ensayo inmunoabsorbente (ELISA) se estudió las citocinas producidas por las glándulas salivares en 83 sujetos sanos diferenciando el lado donde usaban, habitualmente, su teléfono móvil con el que no. Se compararon los siguiente parámetros: Flujo salival, interleucina (1 β -1β), concentración total de proteína, interleucina 6, interleucina 10, y factor de necrosis tumoral α.

Resultados

Aquellos sujetos que usaron sus teléfonos móviles por más de 10 años mostraron una mayor diferencia de los niveles de interleucina 10 en las glándulas salivares de ambos lados (del de mayor uso del móvil con el que no). No se hallaron diferencias cuando el uso de este era de minutos.
La exposición de las glándulas parótidas a los teléfonos celulares puede alterar los niveles salivales de IL-10 e IL-1β, en consonancia con un microambiente proinflamatorio que puede estar relacionado con la producción de calor.

Conclusión

Los investigadores redactaron que los resultados obtenidos son consecuencia del efecto térmico que produce este tipo de radiación en los tejidos, invitando a que se siga estudiando estos procesos para revelar la posible relación entre la alteración de las citocinas con la promoción tumoral de las glándulas salivares.
 

Opinión

Los efectos térmicos producidos por la radiación no ionizante de la telefonía móvil son conocidos y aceptados por la comunidad científica posicionándose en la opinión que tal efecto se disipa con el tiempo cuando no se está expuesto a ellos sin causar ningún efecto en la salud.

No son pocos los estudios, como este, que afirman que los supuestos inocuos efectos térmicos modifican el comportamiento celular dando a ello problemas derivados del mal funcionamiento que provocan. Por lo que no solo demandamos mayores y mejores investigaciones más exhaustivas sino que ademas los Estados toman medidas preventivas para minimizar a la población a su exposición ya que todos somos susceptibles de sufrir en mayor o menor medida sus efectos.

Vocabulario

Citocina: Proteína reguladora de otras células. Responsable de la comunicación intercelular, activación de receptores, regulación de la producción de las inmonuglobulinas, etc.

Campos eléctricos y magnéticos continuos

Campos eléctricos y magnéticos continuos

¿Qué son?

Los campos eléctricos continuos

Son consecuencia de las tensiones eléctricas en las superficies de los materiales, también llamados campos electrostáticos. La intensidad de estos varía en consecuencia de la intensidad de la tensión superficial del material, del entorno, de la conductividad eléctrica de los materiales y de la humedad en el ambiente. También del movimientos del aire y de la fricción, sin olvidar la distancia de campo. Cuanto más fuertes son estas cargas más perturbado se encontrará el aire de la casa, pues se modifican los iones naturales. Cuando los materiales naturales se cargan estos lo hacen positivamente y los sintéticos normalmente negativamente. La meteorosensibilidad se manifiesta en forma de electroestrés en lugares con gran cantidad de materiales sintéticos.

Los campos magnéticos continuos

Existen alrededor de materiales magnéticos como el acero y cuando se mueve uniformemente las cargas eléctricas en él, también llamada magnetostática. Los campos magnéticos continuos artificiales se superponen a los naturales modificándolo. La intensidad de estos campos varía según la corriente que va por cables y aparatos eléctricos y de la distancia a estos. La gran cantidad de acero que se puede encontrar en una casa (vigas, armaduras tuberías, mobiliario…) modifica el campo magnético natural de la tierra. También producido por los aparatos con altavoces ya que estos tienen imanes.

¿Cuáles son sus efectos sobre nosotros?

Los efectos de los campos eléctricos

Pueden ionizar el aire y eso conlleva que padezcamos reumatismos y asma entre otros. Además la serotonina es regulada por los iones, si hay mayor cantidad de iones positivos la serotonina se crea en mayor cantidad creando efectos perjudiciales como trastornos del sueño, calambres o malestar y al contrario, cuando hay mayoría de iones negativos, se producen efectos beneficiosos para el sistema nervioso, la respiración incluso para el crecimiento celular, la composición sanguínea, mejora la actividad motriz y el rendimiento. El proceso de envejecimiento en animales se freno considerablemente cuando estuvieron en un ambiente de iones negativos. Muchos estudios han determinado que mayoritariamente estamos con un exceso de iones positivos, cuando los negativos son lo que generan beneficios para la salud.

Los efectos de los campos magnéticos

Según Presman y Wever el magnetismo corporal es muy importante en cuanto a la transmisión de información se refiere. Existen relaciones entre las oscilaciones de este campo y procesos metabólicos. El biomagnetismo es de origen atómico, pues la rotación de las partículas crean imanes a muy pequeña escala que se puede alterar por la contaminación magnética artificial. La Tierra es un gran imán y sirve de orientación a aves, peces incluso a insectos. Estos tienen microcristales de magnetita que ayudan a esta tarea de orientación al igual que los humanos como han demostrado científicos del Instituto Tecnológico de California. Las células cancerosas y de leucemia reaccionan distintas a las normales en un campo magnético, estando desordenadas frente a estas últimas. La producción de glóbulos
rojos aumenta y se alcanza un sueño óptimo cuando se duerme en posición norte-sur.

¿Qué recomendamos?

Destacamos el uso de materiales naturales, además de buenos conductores. Poner tomas a tierra en el suelo de nuestra vivienda y evitar el suelo radiante como sistema de calefacción, desechando los radiadores de aluminio. También evitaremos las camas con acero primando las de madera, alejar la vivienda de líneas eléctricas y usando fibra de vidrio en la estructura en vez de acero (si este no tiene toma a tierra).

La localización ideal de tu vivienda

La localización ideal de tu vivienda.

Es necesario la búsqueda de un área lo menos contaminada posible, por ejemplo hay que alejarnos de zonas industriales por ser grandes focos de emisiones de partículas al aire, fabricas de transformación, de vehículos, gasolineras, etc.

También debemos alejarnos de las grandes autopistas o zonas comerciales por la gran cantidad de tráfico que soportan y que a su paso emiten el humo procedente de la combustión. Además de todas estas características es necesario conocer tanto la climatología, las corrientes de vientos o mareas según la ubicación es la que queramos la vivienda pues estas características pueden agravar o mejorar la cantidad de partículas tóxicas del ambiente. Ya que podemos elegir una zona alejada de fábricas pero las corrientes de aire pueden traer estas partículas a nosotros, al igual si estamos en una zona de grandes precipitaciones estas pueden eliminar dichas partículas al mezclarse con el agua e irse al suelo.

Por lo que es necesario alejarse de las grandes núcleos urbanos e industriales para conseguir un ambiente lo más libre de partículas en aire que nos puedan hacer reaccionar provocándonos sensibilidad química múltiple (SQM). Es más, el ambiente de estas zonas está compuesto por una mayoría de iones negativos, que ya se ha demostrado de sus grandes beneficios para la salud.

Sin olvidar que la contaminación electromagnética es mayor a menor distancia a estos lugares (antenas de telefonía, central transformadora, cables de alta tensión, y focos más pequeños como luces, móviles, microondas, etc) y que una distancia de seguridad con estas fuentes nos da el margen necesario para protegernos bien de estas emisiones sin necesidad de tomar medidas costosas a la hora de la construcción.

El peligro del Radón

El peligro del Radón

¿Qué es el Radón? y ¿a cuánto Radón estas expuesto solo por el hecho de vivir en un lugar específico?

El radón es un gas natural que proviene de la cadena de desintegración del uranio-238, por lo que es un gas radiactivo que emite radiación gamma. Este tipo de radiación es la principal fuente de radiación ionizante que reciben las personas. Este gas emana del suelo y se encuentra en mayor medida dentro de las edificaciones que en al aire libre. La concentración depende del tipo de suelo, el porcentaje de uranio de este, la calidad de los materiales, la ventilación, etc.

¿Es perjudicial?

La Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC) perteneciente a la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció a este gas como cancerígeno tipo 1 para los humanos.

Este mapa muestra la división en 3 niveles según la concentración media de radón, realizado por Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).

Siendo las siguientes:

-Categoría 0: <150 Bq/m3

-Categoría 1: entre 150 y 300 Bq/m3

-Categoría 2: >300 Bq/m3

Por cada incremento de 100 Bq/m3 de radón el porcentaje de padecer cáncer de pulmón aumentan entre un 10% y un 16%. Se estima que entre el 3% y el 14% de los cánceres de pulmón, según la zona donde se resida, son consecuencia de la inhalación de dicho gas. Además las personas fumadoras tienen un riesgos 25 veces mayor de padecer cáncer.

Protección

Existen medidas que pueden ayudarnos a bajar la concentración de radón en nuestra vivienda.

Mantenimiento de la vivienda

El radón, que en su mayor cantidad proviene del suelo, es capaz de introducirse (bajo diferencia de presiones) en nuestra vivienda por grietas o fisuras, juntas de instalaciones o de materiales o gracias a la porosidad de estos, siempre que estos estén en contacto con el terreno.

Por lo cual es necesario revisar la calidad de nuestra vivienda y subsanar, si los tuviéramos, algunos de estos problemas.

Materiales

Existen diferentes materiales que contienen uranio. Estos son fácilmente identificables en la mayoría de los casos se pueden sustituir.

Como el caso de las piedras graníticas (basalto, granito, pizarra, etc) que son radiactivas y su emisión de radón será ininterrumpida.

Ventilación

El radón es un gas que dada su densidad no es capaz de ascender más de un metro del nivel del suelo. Por lo que las plantas más afectadas serán la baja y el sótano.

Si estos no se llegasen a ventilar adecuadamente la concentración podría subir alarmantemente.

Conclusiones

Desde estudios geotécnicos al diseño de la vivienda pasando por la selección de los materiales idóneos, además de asesorar unos hábitos que evitan que este gas se acumule de manera peligrosa controlaremos así su concentración en el interior de las viviendas, ya que una vivienda no debe ser tóxica ni para el medio ambiente ni para quienes viven dentro.

 

Fuentes

Consejo de Seguridad Nuclear
Organización Mundial de la Salud

Filosofía Passivhaus

Filosofía Passivhaus

Cuando un afectado por sensibilidad química múltiple quiere encontrar confort dentro de su vivienda es necesario hablar de las passivhaus o casas pasivas.

¿Qué es?

El passihaus no es nada más que un estándar de construcción que nos garantiza la alta eficiencia energética de la vivienda. Donde se prima la total estanqueidad  además de su excelente aislamiento; es decir, la arquitectura bioclimática, la cual aprovecha tanto los recursos como el clima del lugar, con una alta eficiencia energética.

Los cinco principios

Estanqueidad

 

Puentes térmicos

 

Aislamiento térmico

 

Ventanas

 

Ventilación

 

 

Conclusiones

Siguiendo estas directrices podemos conseguir objetivos clave para que los afectados vivan en pleno confort dentro de sus casas. Pues gracias a la estanqueidad de la misma evitamos que cualquier contaminante presente en el exterior entre por una zona, fisura, hueco, etc no deseado consintiendo que quienes vivan dentro se vean afectados por él. A través del gran aislamiento conseguimos que la temperatura interior de la vivienda se mantenga estable todo el día, esto ayuda a que el cuerpo no gaste energía en calentarnos o enfriarnos, con la consecuente pérdida de defensa y siendo más vulnerables a los contaminantes; a si mismo no se producirán condensaciones que conllevan el riesgo de producir moho, con todos los problemas que esto acarrea. Por último el sistema de ventilación, sería un sistema híbrido, se conformaría por un conducto de entrada de aire que pasa obligatoriamente antes por un filtro que eliminase todo tipo de contaminante, polen o partículas no deseadas antes de que entre al interior para posteriormente expulsarlo por otro conducto haciendo que el aire interior sea limpio y renovado, a parte de que este ventilador con su filtro puede calentar el aire haciendo que la temperatura interior sea estable o dejarlo pasar para enfriarla por la misma razón.

Sin olvidar el pequeño impacto que hacemos al medio ambiente por el sistema de refrigeración/calefacción que es de alta eficiencia. Respetuosos con las emisiones de CO2, la capa de ozono y el medio ambiente.

Fuentes

Plataforma de Edificación Passivhaus

Passivhaus Institut

Campos eléctricos y magnéticos alternos

Campos eléctricos y magnéticos alternos

¿Qué son?

Los campos eléctricos alternos artificiales se producen en los cables eléctricos, aparatos, bases de enchufe y cajas de distribución aunque por ellos no fluya energía o no haya algún aparato conectado y son consecuencia de la tensión además de existir tensiones eléctricas en las superficies de los materiales.

Los campos magnéticos alternos existen alrededor de materiales magnéticos como el acero y cuando se mueve uniformemente las cargas eléctricas en él. Los campos magnéticos continuos artificiales se superponen a los naturales modificándolo. La intensidad de estos campos varía según la corriente que va por cables y aparatos eléctricos y de la distancia a estos. La gran cantidad de acero que se puede encontrar en una casa (vigas, armaduras tuberías, mobiliario…) modifica el campo magnético natural de la tierra. También producido por los aparatos con altavoces ya que estos tienen imanes.

¿Cuáles son sus efectos sobre nosotros?

Los campos eléctricos ionizan el aire y eso conlleva que padezcamos reumatismos y asma entre otros. Además La serotonina es regulada por los iones, si hay mayor cantidad de iones positivos la serotonina se crea en mayor cantidad creando efectos perjudiciales como trastornos del sueño, calambres o malestar y al contrario, cuando hay mayoría de iones negativos, se producen efectos beneficiosos para el sistema nervioso, la respiración incluso para el crecimiento celular, la composición sanguínea, mejora la actividad motriz y el rendimiento. El proceso de envejecimiento en animales se freno considerablemente cuando estuvieron en un ambiente de iones negativos. Muchos estudios han determinado que mayoritariamente estamos con un exceso de iones positivos, cuando los negativos son lo que generan beneficios para la salud.

Según Presman y Wever el magnetismo corporal es muy importante en cuanto a la transmisión de información se refiere. Existen relaciones entre las oscilaciones de este campo y procesos metabólicos. El biomagnetismo es de origen atómico, pues la rotación de las partículas crean imanes a muy pequeña escala que se puede alterar por la contaminación magnética artificial. La Tierra es un gran imán y sirve de orientación a aves, peces incluso a insectos. Estos tienen microcristales de magnetita que ayudan a esta tarea de orientación al igual que los humanos como han demostrado científicos del Instituto Tecnológico de California. Las células cancerosas y de leucemia reaccionan distintas a las normales en un campo magnético, estando desordenadas frente a estas últimas. La producción de glóbulos rojos aumenta y se alcanza un sueño óptimo cuando se duerme en posición norte-sur.

¿Qué recomendamos?

En Espacio Blanco somos conocedores de la problemática que generan este tipo de campos en los seres vivos y por ellos hemos redactado unas recomendaciones a las que nos ceñimos para minimizar, casi anulando, estos campos a la hora de diseñar y construir una vivienda libre de CEM. Entre ellas destacamos el uso de materiales naturales, además de buenos conductores. Poner tomas a tierra en el suelo de nuestra vivienda y evitar el suelo radiante como sistema de calefacción, desechando los radiadores de aluminio. También evitaremos las camas con acero primando las de madera, alejar la vivienda de líneas eléctricas y usando fibra de vidrio en la estructura en vez de acero (si este no tiene toma a tierra). Si deseas que su vivienda esté libre de CEM y no sufrir las perturbaciones que estos campos crean en el organismo puede confiar en Espacio Blanco para conseguirlo. Somos profesionales conocedores de la materia y que día a día seguimos investigando en todos estos campos para ser conocedores de nuevas soluciones constructivas, nuevos avances médicos o métodos diagnósticos de la Sensibilidad Química Múltiple y de la Electrohipersensibilidad.

Los cementos y la Sensibilidad química múltiple

Los cementos y la SQM

Introducción

Cemento, hormigón, mezcla, lechada, mortero, concreto…¿Quién no ha tenido alguna vez esta pregunta? El cemento es el “ingrediente” principal de una edificación, en porcentaje supera a todos los demás materiales por lo que es un material que se debe analizar para conocer su composición y conocer si es apto para uso en una vivienda para afectados por Sensibilidad química múltiple (SQM).

¿Qué es el cemento?

Es un conglomerante hidráulico de materiales molidos muy finamente que mezclados con arena y agua sufre reacciones internas que hacen que endurezca. A esta mezcla se le llama hormigón o mortero. Este endurecimiento se produce por la hidratación de los silicatos de calcio que lo componente aunque pueden existen otros tipos de compuestos que reaccionen.Está formado en su mayoría por clínker (óxido de calcio CaO, óxido de silicio SiO2, óxido de aluminio Al2O3 y óxido de hierro Fe2O3).

¿Qué tipos existen?

Los cementos normalizados bajo la norma UNE.EN.197.1.2011 se denominan “CEM”.Los cementos comunes lo forman 5 grandes grupos:
⦁ CEM I: Cemento Portland
⦁ CEM II: Cemento Portland compuesto
⦁ CEM III: Cemento de horno alto
⦁ CEM IV: Cemento puzolánico
⦁ CEM V: Cemento compuesto

Existen otros cementos resistentes a los sulfatos y van marcador con las siglas “SR” pero al tratarse de cementos más específicos no hablaremos de ellos.
Luego existen una gran cantidad de subgrupos dependiendo del porcentaje de componentes que lo formen, citando los siguientes:

Escoria granulada de horno alto (S)

La escoria granulada de horno alto se obtiene por enfriamiento rápido de una escoria fundida de composición adecuada, obtenida por la fusión del mineral de hierro en un horno alto. Composición química: CaO, SiO2, MgO, Al2O3 y otros compuestos.

Humo de Sílice (D)

El humo de Sílice se origina por la reducción de cuarzo de elevada pureza con carbón en hornos de arco eléctrico, para la producción de silicio y aleaciones de ferrosilicio, y consiste en partículas esféricas muy finas.

Puzolana natural (P)

Las puzolanas naturales son normalmente materiales de origen volcánico o  sedimentario de composición silícea o silico-aluminosa o combinación de ambas, que finamente molidos y en presencia de agua reaccionan para formar compuestos de silicato de calcio y aluminato de calcio capaces de desarrollar resistencia. Composición química: SiO2 reactivo, Al2O3, Fe2O3, CaO y otros compuestos.

Puzolana natural calcinada (Q)

Las puzolanas naturales calcinadas son materiales de origen volcánico, arcillas, pizarras o rocas sedimentarias activadas por tratamiento térmico. Composición química: SiO2 reactivo, Al2O3, Fe2O3, CaO y otros compuestos.

Cenizas volantes silíceas (V)

Las cenizas volantes silíceas se obtienen por precipitación electrostática o mecánica de partículas pulverulentas arrastradas por los flujos gaseosos de hornos alimentados con carbón pulverizado. La ceniza volante silícea es un polvo fino de partículas esféricas que tiene propiedades puzolánicas. Composición química: SiO2 reactivo, Al2O3, Fe2O3 y otros compuestos.

Cenizas volantes calcáreas (W)

Las cenizas volantes calcáreas se obtienen por precipitación electrostática o mecánica de partículas pulverulentas arrastradas por los flujos gaseosos de hornos alimentados con carbón pulverizado. La ceniza volante calcárea es un polvo fino que tiene propiedades hidraúlicas y/o puzolánicas. Composición: SiO2 reactivo, Al2O3, Fe2O3 y otros compuestos.

Esquistos calcinados (T)

El esquisto calcinado, particularmente el bituminoso, se produce en un horno especial a temperaturas de aproximadamente 800ºC y finamente molido presenta propiedades hidráulicas pronunciadas, como las del cemento Portland, así como propiedades puzolánicas. Composición: SiO2, CaO, Al2O3, Fe2O3 y otros compuestos.

Caliza (L)

CaCO3 >= 75% en masa. Contenido de arcilla < 1,20 g/100 g. Contenido de carbono orgánico total TOC) <= 0,50% en masa.

Caliza (LL)

CaCO3 >= 75% en masa. Contenido de arcilla < 1,20 g/100 g. Contenido de carbono orgánico total TOC) <= 0,20% en masa.”

Tabla-resumen cementos. Clic para ampliar

Conclusiones

El problema cuando usamos cemento es su contenido en sílice; este suele suponer el 20% del clínker que lo conforma. Hay afectados que reaccionan a él y por tanto hay que hacer un uso adecuado de este si se decide usar y de elegir su lugar dentro de la obra, sin embargo existe también la silicosis y esta es producida por la inhalación de partículas de sílice estando considerara como enfermedad profesional en varios países entre ellos España.

Debemos primar el uso de CEM I o CEM II. ; buscando que su porcentaje de clínker sea lo mayor posible; los cementos con escorias de alto horno (S), el cual no debemos usar ya que uno de los componentes de dichas escorias es el coque bituminoso, no se deben usar al igual que los CEM III y CEM V pues por esta características y de la composición de las escorias éstas tienen el inconveniente de la contaminación medioambiental por aguas de escorrentía que atraviesan las escorias. El cemento con humo de sílice (D), al igual que con puzolana (P y Q) y con cenizas volantes (V y W), debemos usarlo con criterio pues aportan un mayor porcentaje de sílice al hormigón. Sin embargo, no existen problemas cuando al cemento se le aporta caliza (L y LL).

 

Fuentes

Instituto Español del Cemento y sus Aplicaciones (IECA) UNE.EN.197.1.2011

BOE nº.203 Viernes 22 Agosto 2008 Anejo 4º

BOE nº.148 Jueves 19 Junio 2008 Anejo 8º

Silicosis

La importancia de la “Tecnología de los materiales”

La importancia de la “Tecnología de los materiales”

Una de las grandes decisiones a la hora de diseñar una vivienda blanca, para afectados por Sensibilidad Química Múltiple (SQM) y Electrohipersensibilidad (EHS), es la elección de los materiales que se van a usar.

No solo es necesario tener grandes conocimientos sobre tecnología de los materiales, sino también sobre química, ya que hay que conocer la estructura interna de estos, para saber todos y cada uno de los químicos que lo componen. Conductividad eléctrica y térmica, elasticidad, dureza, plasticidad, cohesión, etc son algunas de estas propiedades. Son pocos los materiales que en construcción se usan siendo puros, lo más normal es que se mezclen entre ellos para conseguir propiedades que mejores las necesidades actuales, aunque no siempre es así. Sin olvidar la meteorización, es decir, la degradación de minerales y rocas que ocurre en la superficie terrestre cuando entran en contacto con la atmófera, hidrófera o la biosfera. Existen principalmente dos tipos de meteorización: la meteorización química (que se producen por oxidación, disolución, carbonatación o hidrólisis) y la meteorización física (descompresión, termoclastia, gelifracción y haloclastia). A veces se incluye la meteorización biológica como un tercer tipo. La meteorización se considera como un proceso exógeno y es importante entre otras cosas para el estudio del relieve y para entender los suelos y sus nutrientes. Por tanto tanto su conocimiento nos dará como puede desprenderse parte de un material y contaminar el aire interior.

Una vez se conocen todas estas propiedades se debe o bien descartar o decidir su lugar dentro de la obra, para no interferir en el ambiente del afectado y separarlo lo más posible de este. Además, ya que esta clasificación nos permite conocer muy en profundidad estos materiales, se pueden descartar químicos que ya han sido reconocidos como cancerígenos o perjudiciales por hacer enfermar a la población, consiguiendo no solo una vivienda exclusiva y acorde a las necesidades del afectado sino además a posible futuras intolerancias a nuevos químicos por ser estos perjudiciales.
Otro tema del que hablar son las soluciones constructivas a la hora de hacer uso de dichos materiales, pero eso nos dará para otro artículo.

En este camino uno nunca para de formarse, ya que requiere de una investigación continua en cuanto a nuevas propiedades de estos, nuevos materiales o técnicas constructivas, avances médicos y una gran cantidad de campos que influyen en la SQM y en la EHS.

La foto es de una molecula de C7H7ClO de los perteneciente al grupo de los pentaclorofenoles (PCF), aun conociendo que es un químico muy perjucidial este sigue estando presente en varias industrias, entre ellas en la de la conservación de la madera.