La importancia de la “Tecnología de los materiales”

La importancia de la “Tecnología de los materiales”

Una de las grandes decisiones a la hora de diseñar una vivienda blanca, para afectados por Sensibilidad Química Múltiple (SQM) y Electrohipersensibilidad (EHS), es la elección de los materiales que se van a usar.

No solo es necesario tener grandes conocimientos sobre tecnología de los materiales, sino también sobre química, ya que hay que conocer la estructura interna de estos, para saber todos y cada uno de los químicos que lo componen. Conductividad eléctrica y térmica, elasticidad, dureza, plasticidad, cohesión, etc son algunas de estas propiedades. Son pocos los materiales que en construcción se usan siendo puros, lo más normal es que se mezclen entre ellos para conseguir propiedades que mejores las necesidades actuales, aunque no siempre es así. Sin olvidar la meteorización, es decir, la degradación de minerales y rocas que ocurre en la superficie terrestre cuando entran en contacto con la atmófera, hidrófera o la biosfera. Existen principalmente dos tipos de meteorización: la meteorización química (que se producen por oxidación, disolución, carbonatación o hidrólisis) y la meteorización física (descompresión, termoclastia, gelifracción y haloclastia). A veces se incluye la meteorización biológica como un tercer tipo. La meteorización se considera como un proceso exógeno y es importante entre otras cosas para el estudio del relieve y para entender los suelos y sus nutrientes. Por tanto tanto su conocimiento nos dará como puede desprenderse parte de un material y contaminar el aire interior.

Una vez se conocen todas estas propiedades se debe o bien descartar o decidir su lugar dentro de la obra, para no interferir en el ambiente del afectado y separarlo lo más posible de este. Además, ya que esta clasificación nos permite conocer muy en profundidad estos materiales, se pueden descartar químicos que ya han sido reconocidos como cancerígenos o perjudiciales por hacer enfermar a la población, consiguiendo no solo una vivienda exclusiva y acorde a las necesidades del afectado sino además a posible futuras intolerancias a nuevos químicos por ser estos perjudiciales.
Otro tema del que hablar son las soluciones constructivas a la hora de hacer uso de dichos materiales, pero eso nos dará para otro artículo.

En este camino uno nunca para de formarse, ya que requiere de una investigación continua en cuanto a nuevas propiedades de estos, nuevos materiales o técnicas constructivas, avances médicos y una gran cantidad de campos que influyen en la SQM y en la EHS.

La foto es de una molecula de C7H7ClO de los perteneciente al grupo de los pentaclorofenoles (PCF), aun conociendo que es un químico muy perjucidial este sigue estando presente en varias industrias, entre ellas en la de la conservación de la madera.